top of page
  • Foto del escritorCaro Fiori

Viajar con niños ¡SE PUEDE!

Viajar con niños suele asustar a los padres, pero creeme, SE PUEDE. Con un poco de organización podés viajar donde y cuando quieras y que todos disfruten de la aventura, Vení que te ayudo a organizarte...


Amante de los viajes y mamá... Justamente estos dos últimos "titulos" suelen entrar en cortocircuito: hay una creencia bastante arraigada de que los chicos vienen a truncar toda esa vida nómada y libre. Por eso, cuando nacieron Fermina (4 años) y Victorio (2 años) lo primero que me dije fue que no iba a dejar de viajar.


viajar con niños
Con Fermi súper bebé paseando en Ushuaia

Tenía claro que un hijo no es un impedimento para que deje de armar y desarmar valijas, pero también supe que tenía que ajustar la forma de organizarme: pensar el destino en base a las necesidades (y edad) del niño, considerar los medios de transporte (y los tiempos que el traslado demande), ser mucho más meticulosa a la hora de armar el equipaje, llevar una buena mochila a mano con cosas básicas y salvadoras, y, sobre todo, memorizar el mantra que reza ROMPER CON LA ESTRUCTURA


¿Qué significa esto? Que podés planear un día típico de turista por el mundo, que incluya pasear por tal o cual lugar, y hasta almorzar en ese chiringuito que te recomendaron.

Lo que no te podés permitir es frustrarte si eso, finalmente, no sucede.


Al organizar un viaje con niños, lo más importante es descontracturarse y estar preparado para cualquier contingencia, entre las que puedo nombrar los clásicos mocos o fiebre, berrinches feroces de esos que duran horas y nos dan ganas de llorar a los adultos, vómitos por caminos sinuosos o de montaña, oídos tapados en despegue y aterrizaje de aviones, paradas obligadas en la ruta para cambiar pañales, comer o dar la teta, y otros imprevistos que ahora no se me ocurren.


viajar con niños

Si, ya sé. Leés esto y ya te empieza a dar muuuuuucha fiaca pensar en viajar, ¿no? TE CREO, me pasó. ¡PERO SE PUEDE!


Nacieron mis hijos y yo seguí viajando: embarazada primero, con los niños después, me subí a aviones, autos, trenes y barcos. A veces con uno, a veces con los dos. Entre algunos destinos, estuvimos en Ushuaia, Cataratas – Iguazú, Salta, Jujuy, Córdoba, Tandil, Gualeguaychú, Costa Argentina (playita, claro que sí!), y más.


Por eso, te voy a dar unas humildes recomendaciones para que tengas en cuenta y TE ANIMES.


Viajar con niños


SOBRE EL DESTINO


Pensar en el transporte que te llevaría hasta allá, y si es compatible con el niño (vomita en el auto? Se marea con facilidad? Tal vez no sea momento para tal o cual medio de transporte, y es mejor dejar ese viaje para más adelante).


viajar con niños
Esperando el embarque rumbo a Córdoba (y ellos mirando aviones)

• Asegurarnos que el destino tenga actividades que incluyan a los chicos (Se puede hacer una cabalgata? Hay playa? Hay algún museo? Hay plazas cerca? Se podría hacer un paseo allá en tren o barco?).

Buscar un alojamiento cómodo. CÓMODO incluye lo relativo al descanso de los chicos (¿Dónde dormirían?), las cuestiones que guardan relación con la comida: tiene cocina o un lugar cercano para ir a comer?, y lo relativo a instalaciones y servicios: incluye practicuna? Ropa blanca? Bañera? Si tiene comedor, tienen sillitas?

Prestar atención al terreno del lugar de destino, sobretodo si tengo un hijo que no camina, y solo lo traslado en cochecito (sobretodo en playas y montañas). Considerar fular.


SOBRE EL EQUIPAJE.

• Para el transporte –no importa cuál–, una mochila armada y a mano con: Pañales, cambiador, mantita de algodón, chupete (si es bebé), toallitas húmedas (no importa la edad, son buenas para limpiar pegotes), una toalla de mano, una muda completa de ropa (completa!), un abrigo, alcohol en gel, una bolsa de nylon (para el pañal o la ropa sucia), agua, jugo o leche (lo que tomen, que los hidrate), un tupper o paquete de galletitas/fruta/barrita de cereal/lo que sea que puedan comer, una ziploc (para que no te quede ese paquete abierto y se te llene todo de migas) y, obviamente, algún juguete o cosita que quieran llevar para tener acceso inmediato (peluche, autito, muñeca, etc.).

Para la valija, es clave saber con qué clima te vas a enfrentar allá, y la cantidad de días que van a estar de viaje. Sin perjuicio de eso, mi consejo es que SIEMPRE lleves aunque sea UN abrigo. Poca ropa, y funcional: prendas lisas o de la misma gama de colores para combinar todo con todo (remeras neutras, pantalones estampados, por ejemplo). No te olvides de los accesorios! Gorra para el sol, antiparras, flotadores, lentes de sol. Y FUNDAMENTAL: JUGUETES O ACTIVIDADES PARA ELLOS: libros, cosas para pintar, rompecabezas, stickers, revistas, autitos, muñequitas y todo aquello que neutralice el aburrimiento en momentos donde haya que esperar, o estar tranquilos.

Para el neceser de los chicos: ANTITÉRMICO (Ibuprofeno/Termofren), termómetro, curitas (o gasas y cinta), tijerita o alicate, pastillita o repelente para mosquitos, caladryl o similar (si van a destinos de calor y humedad), una bolsita con un poco de algodón, medicamentos que consuman a diario o que puedan llegar a necesitar (antialérgico, hierro o vitaminas si es bebito), accesorios para el pelo.


viajar con niños
Con Fermina de nuevo en Ushuaia unos años después

SOBRE LO QUE NO PODES OLVIDARTE


Que te falte todo, menos la documentación: EL DOCUMENTO NACIONAL DE IDENTIDAD SE LLEVA SIEMPRE, no importa el transporte que utilices ni el destino al que vayas.

Si viajás en avión, consultá con la aerolínea por si necesitás algún otro documento (por ejemplo, si viajás al exterior y el otro progenitor no lo hace, necesitás un permiso especial).

• Otro documento que sea necesario exhibir (certificado de discapacidad, por ejemplo).

SEGURO MÉDICO SIEMPRE, SIEMPRE, SIEMPRE. Si estás en territorio Nacional, chequear si tu obra social tiene servicios disponibles en el lugar de destino (existe una guardia cerca de mi alojamiento, en la Ciudad de Mendoza? AGENDATE UN TELÉFONO). Si viajás fuera de Argentina, contratá ASISTENCIA AL VIAJERO, y guardá en un lugar seguro el contacto para activar si es necesario (obviamente ojalá hayas pagado por un servicio que ni de cerca necesites!).

• CHEQUEÁ SI EL DESTINO EXIGE LA APLICACIÓN DE ALGUNA VACUNA ESPECÍFICA y, en tal caso, no te olvides de llevar la constancia o fotocopia del carnet de vacunación.


Ya sé! Cuando tenés hijos chiquitos pensás que hacer un viaje es una mala inversión: vale la pena hacer el esfuerzo económico y dedicar tanto tiempo en algo que tal vez los chicos ni vayan a recordar? La respuesta ES SIEMPRE SÍ.

Si no dormís acá, no vas a dormir allá. Pero por lo menos, te vas a levantar en una cama que no es la tuya, vas a ir a comer afuera, y con suerte, vas a abrir la ventana cuando te despiertes, y vas a ver playa, montaña o un paisaje que no es el diario.

ANIMATE. LA RESPUESTA ES QUE SÍ, SE PUEDE.


viajar con niños

¿Me olvidé algún tip fundamental? ¿Me querés contar tu experiencia? ¡Te leo en comentarios!

33 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page