• ViajaNico

¿Qué hacer en Bali y Lombok?

Actualizado: feb 22

Si bien Bali logró opacar no solo a su propio país sino también a las islas aledañas, a mi parecer Lombok no tiene nada que envidiarle a su vecina famosa. Acá te cuento todo lo que podes hacer en Bali y Lombok para sacarle el máximo provecho a tu viaje por Indonesia y el Sudeste Asiático.


Que Bali esto, que Bali aquello… Muchos se concentran tanto en la isla estrella que se olvidan que muy cerca, por el este, se emerge la preciosa Lombok con muchas cosas para hacer. Templos y una cultura fascinante en Bali, las hermosas playas del sur de Lombok, los fantásticos arrozales de Ubud de un lado, y el temible Volcán Rinjani mirando a todos desde lo alto del otro. Una y la otra se complementan para hacer de esta zona de Indonesia un verdadero atractivo.


Que hacer en Bali


KUTA


No puedo empezar a hablar de que hacer en Bali sin hacer mención primero de Kuta, o como la llamé yo: Little Australia. Es difícil encontrar en esta ciudad algo que te haga sentir en Indonesia, porque en muchos lugares hasta los precios se exhiben en dólares australianos.


Venía de recorrer Sumatra y Java de Oeste a Este, y llegar a Kuta fue un cambio brusco. De golpe sentí que me había ido de Indonesia, había vuelto al mundo occidental, con locales de ropa por todos lados, cadenas de comidas rápidas, bares deportivos, restaurantes elegantes, boliches (discotecas), gente tomando alcohol en la calle, y tantas otros detalles que me sacaron del Sudeste Asiático por un momento.


Por suerte, el camino transitado desde el puerto hasta Kuta si me hizo sentir en la auténtica Bali, con una notable transformación en lo estético de casas y pequeños templos y la vestimenta de la gente. Fue gracias a una adorable pareja de ancianos que me levantó ni bien extendí el dedo que arribé a la ciudad, y ¡hasta me invitaron a pasar la noche en su habitación de un elegante hotel!

Como habrán notado en estas líneas esta concurrida ciudad no me conquistó, aunque para muchos es un verdadero paraíso, como todo, es cuestión de gustos. Le dediqué unos días a ver que había detrás de ese maquillaje que intenta pero no logra ocultar del todo lo que realmente es su esencia.


Le di una chance también a sus playas, que si bien son espaciosas (y más teniendo en cuenta que fui en plena temporada alta), no las recomiendo si estas en busca de un verdadero paraíso de arena blanca y agua cristalina. En cambio, si esas interesado en iniciarte en el surf, si te las sugiero ya que tienen un oleaje acorde para dar tus primeros saltos sobre la tabla (y caídas al agua).

ULUWATU y PADANG-PADANG


Hacia el sur de Kuta, pasando el transitado aeropuerto de Bali, uno puede seguir recorriendo las playas de la costa oeste en busca de mejorar sus habilidades surfistas. La primera parada es Uluwatu, también famosa por el templo en el cual se realizan danzas típicas de la región y uno puede ver unos lindos atardeceres. Para ingresar a este hay que pagar una pequeña suma. Yo solo visité la playa para ver de qué se trataba este famoso lugar, y si bien es lindo y con hermosas vistas del mar desde lo alto de los bares que se ubicaron ahí, si no vas a surfear no tenés mucho que hacer.

Una de las cosas que no me gustó de esta zona fue que muchos hoteles se ubicaron sobre los acantilados, por lo que si querés llegar a ellos para tener una linda vista tenés que atravesar todo el resort para poder obtener tu foto.


Padang-padang es la otra estrellita de los australianos y extranjeros que transitan las rutas en moto y con la tabla a un costado. Si bien estas playas son más lindas y con arena para poder estar, y algunos practican snorkel ahí, los surfistas siguen ganando en cantidad y son los que copan la playa día tras día.


NUSA DUA, WATER BLOW


Siguiendo mi recorrido por el Sur de la isla, pero esta vez en la costa este de la pequeña península, se encuentra la zona de Nusa Dua, muy conocida en Bali por ser la zona súper top en cuanto a hoteles. Casi como si fuera un barrio privado, que de hecho hay que pasar un puesto de seguridad que te pregunta que venís a hacer, uno ingresa a una zona con grandes calles, flores y jardines por todos lados, donde las grandes cadenas y hoteles de lujo se ubican para aislarse del resto de la isla. Si sos como yo solo vas a mirarlos de lejos y dirigirte hacia las playas, que son lindas y más allá de que están todos los hoteles uno puede acceder.

Pero el gran atractivo aquí, y que no muchos conocen, es el water blow. Casi sobre el mar construyeron un mirador desde donde se puede apreciar la inmensidad del océano azul y toda la costa de esta parte de la isla. También, debajo de éste, hay unas formaciones rocosas con un gran agujero que al recibir la fuerte envestida de las olas generan remolinos y constantes choques del agua contra las paredes. Con la marea alta es casi seguro que todos los que estén ahí arriba se empapen con la lluvia que se genera. Pude apreciar el lugar sin mojarme, ¡aunque me hubiera venido muy bien con el calor hacía!


PENATARAN LEMPUYANG


Seguro debes haber visto muuuuchas fotos de Bali en una especie de puerta y la gente que posa en el medio para LA foto. Bueno, este es el lugar. La entrada vale lo que cada uno quiera poner, pero anda con la idea de que para poder hacer esa foto vas a tener que hacer una larga cola y esperar tu turno, a veces, de hasta 2hs.

Todo el complejo es muy lindo, no solo esta famosa foto en lo que llaman las "puertas del cielo".


TEMPLO TANAH LOT


A 20 kilómetros de Denpasar, sobre la costa este y sobre el mar, se encuentra este famoso templo. Si, sobre el mar, como bien su nombre lo indica, Tanah Lot significa “tierra en el mar”. Este sitio es un excelente buen lugar para disfrutar de los atardeceres, ya que el sol baja detrás de él. Al ingresar y caminar sobre la playa se puede ver cómo el mar y una ola tras otra bordean y moldean la base del templo. Los turistas no pueden ingresar, o por lo menos no cuando fui yo, aunque sí pueden recibir una “bendición”, pero a tener paciencia que la fila de turistas esperando a ser salpicados es bastante larga y va lento. Yo preferí solo caminar por la playa para alejarme de la multitud y desde ahí disfrutar de la caída del sol.


UBUD Y SUS ALREDEDORES


Para todos los que ya se estaban enojando porque no lo mencionaba, acá está Ubud. Pero no solo es Ubud en sí la atracción, ya que el centro de la ciudad pareciera que se está transformando un poco a Kuta (aunque sin los australianos y el descontrol) sobre todo después del éxito del libro y la película “Come, Reza y Ama” protagonizada por Julia Roberts.


Sacando esas cuadras bien céntricas, este pequeño lugar ofrece increíbles paisajes y lugares para admirar y visitar. Basta con tomar uno de los pequeños pasillos o calles que se desprenden de la avenida principal para perderse entre los verdes arrozales, perfectamente trabajados y armados, con las palmeras junto a ellos para formar la postal ideal.


Dentro de la ciudad se puede visitar en una misma esquina (la intersección de Jl. Suweta y Jl. Raya Ubud) tres atracciones diferentes. Por un lado el Palacio de Ubud, cuya entrada es gratuita y mantiene la impronta balinesa en toda su dimensión. De hecho hay partes donde los turistas no tienen permitido el ingreso.


Enfrente de este se ubica el mercado de la ciudad, donde se pueden obtener verduras, comidas, ropa, suvenires y todo tipo de productos. No es de los mejores que haya visto pero un paseo no se le puede negar.


Y por último, en la otra esquina frente al palacio, se encuentra el Templo Saraswati justo al lado del Café Lotus. Este pequeño templo, rodeado de unos estanques llenos de la Flor del Loto, es un lugar muy fotogénico para visitar y retratar. En este también la entrada es gratis, solo vas a pagar si te sentás a tomar algo en el café y por las tardes podés disfrutar del folclore balinés.



En las afueras de Ubud también hay otras cosas para ver y entretenerse. Hacia el norte, a unos pocos kilómetros de distancia, se pueden visitar las terrazas de arroz de Tegalalang. La verdad es que es admirable como están conformados. Obviamente recomiendo su visita, y por eso lo menciono acá, pero lo que hizo que no le tenga mucho cariño fue que si bien la entrada es gratis y se puede caminar y subir por los senderos marcados, después de cruzar un pequeño puente una persona se me paró adelante pidiendo una contribución para con el lugar, sino no me dejaba pasar. El problema es que las contribuciones suelen ser voluntarias, no obligatorias como acá me lo platearon. No es que sea (tan) rata o mala onda, pero la forma agresiva en que me negaba el paso si no le daba dinero no me gustó para nada.



Si ya estás cansado de tanto arroz (entre los arrozales y el arroz en cada comida no me quiero imaginar…), a unos poquitos kilómetros de la ciudad podes visitar las Cataratas Tegenungan, donde podés encontrar varios locales disfrutando de la tranquilidad que hay. Fui en temporada seca y así y todo el caudal de agua era importante. Para llegar a la cascada hay que bajar unas cuantas escaleras (que a la vuelta se sufren), para poder meterse y refrescarse. Y si encima te ponés debajo de la caída del agua podés disfrutar de unos masajes gratis. La entrada al lugar cuesta cerca de 30.000 RP cada uno más el estacionamiento si llegas en

moto o auto.


También, muy cerca de la ciudad, se puede visitar el famoso Monkey Forest, donde se pueden ver a los adorables (aunque a veces no tanto) monitos. No fui porque ya había visto a estos pequeños primates en otros lugares, y no me llamaba tanto la atención. Si vas, tené cuidado con tus lentes, cámaras y comida si llevás en la mochila, porque estos animalitos no son nada vergonzosos y enseguida van a querer sacarte algo.


Algo que me llamó la atención en Bali es que se puede encontrar dos aviones abandonados alrededor de la isla. Investigando un poco hay algunas teorías de por qué están donde están, aunque ninguna confirmada. La más fuerte hace referencia a un empresario que los quería usar como restaurant o como atracción turística, pero por alguna razón se quedó sin dinero y abandonó el proyecto. Pude ver uno desde afuera (trepándome a un container), pero observé que había una puerta con candado, así que supongo que en algún momento se puede o se podía acceder. Si querés ir o simplemente chusmearlos con Google Earth los aviones están acá:


La mejor forma de recorrer Bali es alquilando una moto ya que no hay transporte público y los autos privados son bastante caros. Estas se pueden conseguir por 50.000RP el día. Pero hay que tener cuidado con los controles policiales y las coimas. Ya había escuchado de muchos viajeros que habían sido frenados y por no tener licencia internacional, o no tener casco, o la razón que fuese, les pedían dinero a cambio de no pagar la excesiva multa. A mi también me pasó, aunque la mía será una anécdota graciosa que nunca voy a olvidar.


Iba por la autopista en el sur de Kuta cuando llego a un peaje y un policía me separa. “La salida que tomaste es solo para autos, no para motos”, me dice el oficial con una sonrisa en la cara. Era verdad, me había dado cuenta pero ya era tarde. Después de pedirme los papeles de la moto y el registro, me pidió que entrara a su “oficina”. La multa por no tener licencia internacional más conducir por un lugar prohibido para motos, era más que mi presupuesto diario. Pero como el oficial era tan bueno y me quería ayudar, según él, me dejaba eligir la multa más barata y le pagaba a él. Fue ahí cuando mis dotes de negociador afloraron y empecé a decirle que no tenía dinero, que no era australiano ni europeo, que ganábamos en pesos y todo el cuento argentino.


Finalmente, después de un duro regateo, el policía aceptó 30.000RP (un poco más de 2 USD). Pero cuando fui a pagarle, me di cuenta que solo tenía un billete de 100.000RP y con mi mejor cara de póker le pregunté “¿tenés cambio, maestro?”. Increíblemente, el oficial abrió su riñonera y sin chistar me dio el vuelto. Quiero creer que no fue que me tocó el policía más ingenuo de Indonesia, sino que se debió a mi talento negociador lo que hizo que hoy tenga una muy buena anécdota que hace reír a todos.


AMED


Este pequeño pueblo al norte de la isla todavía mantiene su tranquilidad y sus tradiciones pesqueras aun en la época de súper fama de Bali. Pocos viajeros llegan a esta parte de la isla, yo fui hacia allá unos días a la casa de una couchsurfer a ver qué tal, y si bien no es un imperdible infaltable en cualquier itinerario, es un buen lugar para pasar unos días muy tranquilos y sin mucho ruido o gente por todos lados.


En sus playas hay muchos lugares para hacer snorkel, y también es uno de los mejores sitios para bucear en Bali, según dicen. Es por eso que se ven muchas agencias de buceo radicadas ahí, por lo general propiedad de extranjeros. Cerca de sus costas yacen los restos de un buque estadounidense, el USS Liberty, hundido durante la Segunda Guerra Mundial, razón por la cual todos quieren ir a verlo. También se puede ver a los pescadores cada mañana vendiendo en la calle su pesca del día, recién salidita del agua.


Que hacer en Lombok


SENGGIGI


Si estás buscando las mejores playas de la isla, entonces este no es tu lugar. Por alguna razón este lugar se volvió muy turístico, pero no se aún el porqué. Fui a ver sus playas y no me parecieron nada espectacular, son una más del montón. Peeero si estás pensando en alquilar una moto, no te va a quedar otra que ir hasta allá, porque en Mataram, la gran ciudad de la isla, no le alquilan motos a extranjeros. Yo aproveché ese viaje para conocer el lugar y no volví más que para devolver la moto. Si querés ver las mejores playas de la isla, ya te voy a decir dónde ir.


LAS PLAYAS DEL SUR


Los que estaban buscando las mejores playas de Lombok, acá se les traigo la posta. Haciendo base en Mataram en la casa de un couchsurfer, me recorrí prácticamente todas las playas del sur de la isla. Y sin lugar a dudas fueron las mejores playas que vi en mi recorrido por Indonesia. Agua transparente y calma, arena suave, playas largas y anchas suenan a una combinación ganadora. La que más me gustó fue Selong Belanak, la primera de mi recorrido y que cumplía con todas las cualidades mencionadas. Fue acá donde vi que los indonesios son capaces de hacer cualquier cosa por sacarles plata a los turistas. Ofrecer clases de surf en una playa sin olas es como aprender a nadar en una pileta vacía. Pero vi que es posible, y muchos turistas estaban tomando estas extrañas clases. Cuando creías que lo habías visto todo…


También visité Kuta, pero esta vez la Kuta de Lombok, que poco tiene que ver con la de Bali más que por el nombre. Es una pequeña ciudad, tranquila, con grandes playas y con varios hostels y guesthouses. Muchos hacen su escala en esta ciudad y disfrutan de deportes acuáticos como windsurf, kitesurf, surf, snorkle, kayak, etc.


La playa más lejos que fui es justamente la última del sureste de la isla, conocida como la Pink Beach (playa rosa). Decidí hacer el largo viaje hasta allá para comprobar si su nombre era cierto. Me llené de polvo, ya que los últimos kilómetros son de tierra y llenos de pozos, para llegar y ver, con esfuerzo e imaginación, la arena de color rosa. Por suerte la playa en sí era linda y con un agua bien transparente, pero no creo que valga hacer semejante viaje cuando más cerca hay muchos lugares mejores.


Si te gusta la privacidad y tener toda la playa para vos solo, entonces voy a contarte dónde podes ir para disfrutar de una playa grande y solitaria, sin nada más que arena y alguna que otra casita de gente local viviendo cerca de ella. Iba por la ruta cuando vi un cartel que decía “Semeti Beach” con una flecha hacia adentro. Vi que salía un pequeño camino de tierra con vacas a su alrededor y fui a ver que me encontraba.


Afortunadamente, la curiosidad tuvo su premio. Cuando llegué y vi que todo era para mi, desplegué la lonita y me senté a disfrutar de tanta paz. Al poco tiempo se me acercó el único señor que vivía ahí a ofrecerme si queríamos sandía, y cuando me dijo que le pagara lo que me pareciera, me terminó de convencer para que le pidiera una. No fue la más dulce que haya comido, a pesar de que le pregunté antes de que la corte si esa era “manis”, dulce en indonesio.


Junto con el señor y la sandía aparecieron unos chicos curiosos y sorprendidos por ver a unos extranjeros por ahí, se me acercaron para verme y hablar, o por lo menos una de las chicas que con sus 10 años hablaba algunas palabras en inglés. Al ver la cámara empezaron a pedir fotos y a hacer payasadas para que saque algunas con ellos.

También visité algunas playas en el medio, como playa Mawun, que es una bahía cerrada y con mar muy tranquilo y lindo.


CASCADA SENDANG GILE AND TIU KELEP


En el norte de la isla, muy cerca del Rinjani, se encuentran estas cascadas de las cuales he escuchado buenos comentarios. Debido a falta de tiempo tuve que dejar de ir, pero si pueden ir creo que puede ser un lindo lugar para conocer. En moto desde Mataram son poco más de dos horas para llegar. ¡Si alguno fue o va a ir cuente que le pareció!


VOLCÁN RINJANI


Una de las máximas atracciones de Lombok es sin lugar a dudas, el enorme Rinjani. Muchos viajeros solo llegan a la isla para escalarlo. Yo decidí no hacerlo, ya que sin contar con el equipamiento necesario hay que pagar una gran suma y no estaba dentro de mi presupuesto mochilero. Si querés subirlo con guía, portero para que lleve las mochilas, comidas y entradas al parque, vas a tener que pagar algo así como 1.700.000 RP.


Se que la forma más barata de hacerlo es pagando solo la entrada al parque, sin llevar guía (lo cual es posible dado que el camino está marcado por la cantidad de gente que lo transita), cargando tus propias cosas y cocinándote vos mismo, pero vas a tener que llevarte todo para acampar y cocinar, la comida y el agua necesaria. Llegar hasta la cima puede tomarte entre 2 y 4 días, dependiendo de la velocidad a la que lo hagas.


BONUS TRACK: ISLAS GILI


La palabra “gili” significa “isla pequeña”, por eso es que alrededor de la isla de Lombok se pueden encontrar muchas gili, aunque las más conocidas para el turismo son Gili Trawangan, Gili Meno y Gili Air. Dependiendo lo que busques es la isla que deberías visitar.


Si estás buscando salir y reventar la noche, Gili T. es tu lugar. Si en cambio querés tranquilidad y un resort donde desplomarte sobre la arena, Gili M. es tu sitio. Si preferís algo más intermedio, donde puedas disfrutar de la playa, tirarte a tomar sol, leer un poco, escuchar un poco de música y además después tener la posibilidad de comer algo rico y tomarte una cervecita en algún bar relejado mientras ves el atardecer, entonces andá a Gili A., como hice yo.


Las tres islas tienen el atractivo de que no hay autos ni motos. O por lo menos no a motor, ya que he visto alguna que otra moto eléctrica. Para moverte vas a poder caminar por sus calles de arena, tomarte alguno de los carruajes tirados a caballo, que a mi me daba mucha lástima ver cómo los tenían a los pobrecitos, o también tenés la opción de alquilarte una bici para pasear por la isla.


Las islas son tan pequeñas que, después de descansar en la playa, te podés dar la vuelta caminando por la arena. Al bajar la marea se puede hacer sin problemas, y en menos de una hora vas a volver a tu punto a partida.


Así como no hay vehículos motorizados, tampoco hay ningún tipo de presencia policial en las tres islas, lo que es sinónimo de descontrol. Bueno, tampoco es un viva la pepa, pero sí es el sitio donde los turistas eligen para descontracturarse y fumar (no precisamente tabaco), entre otros, ya que en Indonesia el consumo de droga es ilegal y las represalias para quien consuma, sea extranjero o local, son muy duras.

Tal es así que la tenencia/consumo, por ejemplo, está penada con hasta 20 años de prisión, y el tráfico con pena de muerte. El caso más famoso fue el llamado Bali Nine.


Dónde dormir en Bali y Gili


Hotel en Kuta (Bali): Mahendra Beach tiene una muy buena ubicación, cerca del centro y también de la playa. Pagué 150.000 RP por noche por una habitación doble con baño privado, wifi y desayuno.


Hotel en Ubud: Detri Inn, queda hacia el sur del centro, 180.000 RP por una habitación doble con baño privado, wifi y desayuno, uno de los mejores que he tenido. Llegué en plena temporada, y luego de caminar largo bajo el sol sin que haya nada disponible, terminé encontrando este, un poco más caro de lo que quería. Pero se por otros viajeros que hay otras opciones mejores y a buen precio como Gandra House.


Hotel en Gili Air: KRJM Homestay, queda en el centro de la isla, que al ser tan chica siempre se está cerca de la playa. Pagué 150.000 RP por una habitación doble con baño privado y WiFi. Tuve la suerte de agarrar una de las habitaciones nuevas.


Como llegar a las Gili


Si venís desde Bali como yo, tenés dos opciones, la rápida y cara, o la lenta y barata. Adivinen cual usé yo… Si, la segunda opción. Para esto, tenés que tomarte desde Padang Bai el ferry público a Lombok, que cuesta 44.000 RP por persona y demora 4 horas. De ahí, ir hacia el otro puerto, pasando Senggigi, y desde ahí tomarte los botes públicos a cualquiera de las tres Gili.

A Gili A. pagué 12.000 RP por persona, solo ida. No saquen ida y vuelta porque cuando quieran volver les van a decir que eso no sirve y van a tener que pagar el viaje de nuevo. Si no estás con tiempo y querés ir por la opción rápida, desde Padang Bai y Amed salen los ferris rápidos directos a las islas, y cuestan 250.000 RP por persona.


Hasta acá llegamos con las cosas que les recomiendo hacer en Bali y Lombok. Poco hay que decir de Bali a nivel turístico, pero Lombok se ve muy opacada por su vecina y muy poca gente le presta atención. ¡No sean como ellos y denle una chance! Créanme que vale la pena.


Si su viaje por Indonesia sigue por otras islas, no dejen de leer los post sobre Java, Sumatra, Yogyakarta y Flores.

Espero que este post les haya sido útil.


Si fue así y les gustó, ¿me ayudan compartiéndolo?

aseguratuviaje.png

¡Gracias y más gracias por estar acá!
Este blog se hace con esfuerzo y sobre todo con ganas, ganas de mostrarles que hay más allá, y por supuesto ayudarlos a planear sus próximos viajes por el Sudeste Asiático, Europa o donde quieran hacerlo. Porque si están acá es porque como yo aman viajar.

Espero hayan encontrado lo que buscaban, y si les quedo algo pendiente, pueden escribirme y con gusto trataré de ayudarlos. Si tus dudas son sobre mi, quien soy, como y cuando empecé, te recomiendo leas la sección "sobre mi", un intento por explicarles quien soy. 

¡Ojala nos encontremos en algún lugar del mundo!

© 2019-2020 ViajaNico. Todos los derechos reservados.